Hemangiomas

Hemangiomas Vertebrales

Los hemangiomas vertebrales son angiomas óseos que afectan a las vértebras, son muy comunes, su causa aún no está bien definida pero científicos afirman que puede ser por un mal desarrollo embrionario; se diagnosticaría de forma incidental, mayormente aparece en el sexo femenino en un 10% y 12%, aunque no presenta síntomas como tal, puede que ocurra algún hemangioma vertebral sintomático causando dolor en la columna dorsolumbar. Se diagnosticara con exámenes no rutinarios como,  radiografías, tomografías computarizadas y resonancia magnética.

Tratamiento para los Hemangiomas Vertebrales

Hoy conoceremos un poco más acerca del hemangioma vertebral causas, tratamiento y posibles complicaciones.

Causas de los Hemangiomas Vertebrales

La definición de su causa que más tiene sentido es la de angiogénesis (angio: significa vaso o conducto y génesis: es el proceso  por el cual se ha formado una cosa), o sea que es el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y de capilares en el cuerpo, esta causa está bajo el régimen de diferentes factores de crecimiento, que en algunos casos puede llegar a producir dolor. Siendo una de las causas de los hemangiomas de columna vertebral la producción de factores de crecimiento.

En mujeres embarazadas el hemangioma vertebral es sintomático, esto se debe a varios factores: el aumento del flujo de sangre a nivel del plexo vertebral, la proliferación de células endoteliales generado por cambios en los niveles de progesterona y  estrógeno, aumento de la presión intra abdominal y la obstrucción de la vena cava por el rápido crecimiento uterino. Durante los terceros trimestres suelen aparecer los síntomas debido al crecimiento y expansión del tumor, se sospecha del diagnóstico en mujeres con anterior antecedes de lumbalgia crónica y que empeora en el embarazo, ya el dolor está más focalizado que se acompaña de déficits motores y sensitivos.

Otros casos donde se conoce hemangioma vertebral sintomático, son las personas que presentan la enfermedad de Gorham, esta degenera los huesos, conocida como “la enfermedad de los huesos que desaparecen”, que afecta la columna vertebral, aún no está claro la causa de esta enfermedad pero el 50% de los casos presentados traen con ellos un reporte de trauma; la enfermedad ocasiona una gran cantidad de formación de células endoteliales dentro del hueso que en una primera estancia son hemangioma en columna vertebral, cuando la enfermedad va avanzando el hueso comienza a fragmentarse o se deteriora. Lo más nostálgico es que no hay cura para esta enfermedad, pero científicos afirman que con el tiempo se puede estabilizar el deterioro.

Tratamientos Hemangiomas Vertebrales

La elección del tratamiento para el hemangioma vertebral se utiliza para lesiones dolorosas, se tratan al principio con antiiflamatorios, analgésicos. También existen técnicas como:

  • La radioterapia: es una técnica consta en la aplicación de rayos X exactamente en el lugar afectado, esta va destruyendo las células del hemangioma y suele detener la proliferación del tumor.
  • Embolización de arterias: cumple un papel fundamental ya que impide que llegue sangre al hemangioma, se emplea colocando un catéter por donde se coloca unas partículas formadas de esponja o gelatina que bloquean la arteria e impiden el paso de sangre al angioma.
  • Vertebroplastias: es un procedimiento no quirúrgico, que se inyecta cemento óseo a la zona de la vértebra fracturada o ligeramente destruida para así poder estabilizar tal daño.

A lo que corresponde hemangiomas vertebrales más agresivos por lo general se somete al paciente a una intervención quirúrgica, para poder liberar la zona comprimida de la columna, en tal caso se extirpa la parte afectada y aunque es una forma arriesgada que solo se utiliza cuando las opciones se agotan.

Complicaciones de los Hemangiomas Vertebrales

La diferencia entre las malformaciones vasculares y los hemangiomas  en vertebras es clínica. La mayoría de los hemangiomas suelen evolucionar de forma espontánea y en un 10% complicarse en tal caso serían las ulceraciones, donde hay presencia de dolor y existe hemorragias en la cabeza y cuello, comprometiendo así la función de alguna estructura vital, como ejemplo el aplastamiento de la vía aérea es una urgencia vital.

Por otra parte existen los hemangiomas periorbitarios que pueden ocasionar ambliopía, o sea la falta de visión por ausencia de sensibilidad en la retina. Los hemangiomas en columna vertebral suelen diagnosticarse con resonancia magnética por la frecuente simulación que tienen al alterar la línea media al nivel espinal, anal, genital o rectal. En cuanto los hemangiomas viscerales, están los hepáticos entre los más graves por tener relación con la insuficiencia cardiaca congestiva. La relación de los hemangiomas faciales extensos con anomalías del sistema nervioso central, vasculares, cardiacas, oculares y del esternón son llamados síndrome de  PHACE, el cual se complica con convulsiones, agotamiento mental o ictus.

Las malformaciones vasculares de ubicación trigeminal en un 15% se asocian a un glaucoma, hemangiomas coroides o leptomeníngeos denominados (síndrome de Sturge-Weber). Aquellas malformaciones vasculares ubicadas en las extremidades, suelen complicarse con una tromboflebitis, osteolisis a nivel de la región, y también con un tromboembolismo a distancia (síndrome de Klippel-Treneaunay). En otra instancia el Síndrome de Kassabach-Merrit, que es una coagulopatía por consumo, que puede llegar a complicar tumores vasculares en el caso del hemangioma endotelioma  y el angioma de pecho. Otra de las complicaciones de los hemangiomas son las ulceraciones que durante el crecimiento que puede durar de 6ª 10 meses, los hemangiomas mixtos, superficiales o el más profundo producen ulceraciones, esta es más frecuente ocurre entre el 5 y 10% de los casos, en las zonas donde hay fricción constante, como labios y en el área anogenital.

Estas son dolorosas, al curarse dejan cicatriz, y pueden llegar a sobre infectarse, para su tratamiento se recomienda aplicación de antisépticos como povidine yodado al 10% durante un tiempo de 5-10 minutos, solución de sulfato de cobre al 0,1%, gluconato de clorhexidina, antibióticos tópicos como el ácido fusídico, pastas secantes  como óxido de zinc, apósitos hidrocoloides y corticosteroides durante 2-3 días, es la forma mejor clasificada para aliviar el dolor en las ulceras y ayuda mucho a la cicatrización, sobre todo en la parte anogenital, cuidando mucho el contacto de la zona afectada con heces y orina.

Además de Hemangiomas Vertebrales también te puede interesar:

Hemangiomas Vertebrales
5 (100%) 1 vote